viernes, 3 de julio de 2015

RECOMENDACIONES FORESTALES I: "EL BOSQUE EN LA EDAD MEDIA (ASTURIAS-LEÓN-CASTILLA)"



Comenzamos nuestras Recomendaciones Forestales extendidas con un artículo fundamental para el conocimiento y estudio de los bosques en la Edad Media: “El bosque en la Edad Media (Asturias-León- Castilla)” de María del Carmen Carlé.


1. FICHA TÉCNICA


Título: “El bosque en la Edad Media (Asturias-León-Castilla)” en Cuadernos de Historia de España LIX-LX

Autor: María del Carmen Carlé

ISSN: 0325-1195

Año: 1976

Páginas: 297-375


María del Carmen Carlé
2. SOBRE LA AUTORA


María del Carmen Carlé (1920-2011). Nacida en Buenos Aires, esta profesora argentina estudió Letras en la universidad, encauzando su camino hacia la Historia de España. Amparada por el historiador Claudio Sánchez Albornoz, muchos de sus trabajos fueron publicados en los Cuadernos de Historia de España.

No siguió una línea temática definida, sino que a lo largo de su carrera abordó numerosos aspectos de la historia medieval peninsular: economía, política, sociedad e incluso la recién nacida, en la época, historia de las mentalidades.


3. INDICE DE TEMÁTICAS


1. El bosque en España


2. La presencia del bosque en los documentos


3. VIDA, TRADICIÓN Y LEYENDA


La imagen sombría

El bosque, escenario de la violencia


4. EL ASPECTO JURÍDICO


Concesiones de montes concejiles en el realengo
Concesiones de montes concejiles en el señorío
Pleitos y convenios
Concesiones de usufructo


5. ASPECTO ECONÓMICO


Utilidad del monte: la leña
El mundo de la madera
La construcción naval
La construcción
El incendio en poblado
Otras construcciones
Muebles y enseres domésticos
Utensilios y transportes
El bosque y la alimentación
El ganado
La caza
El monte bien de renta
Comercialización
La madera
Otros productos


- DESTRUCCIÓN Y DEFENSA DEL BOSQUE

Síntomas

- PROTECCIÓN DEL BOSQUE


Tipos de protección
La defensa del bosque
Medidas negativas
Necesidades legítimas
Las prohibiciones
La legislación nacional
Protección de la fauna
Medidas positivas


- CONCLUSIONES



4. SOBRE EL ARTÍCULO


«No es por casualidad que muchos de los viejos cuentos o de las antiguas leyendas tienen como escenario o como telón de fondo el bosque. El bosque de Sigfrido o de Caperucita Roja, el de la Bella Durmiente o el de Genoveva de Brabante, el de Blanca Nieves o el de Pulgarcito. Y es que por su estrecha vinculación con la vida económica, y aun con la vida a secas, el bosque tuvo, en épocas ya alejadas de la nuestra, una importancia que hoy apenas podemos comprender. Más, a medida que nos alejamos remontándonos a los siglos. Mucha, en la Edad Media»

Así comienza este extenso artículo a través del cual la autora va desgranando minuciosamente algunas de las facetas asociadas al bosque. Como hemos visto en el índice, el foco del artículo se centra en los aspectos que intervienen en la vida cotidiana de las poblaciones medievales con respecto al bosque. Se deduce su alto porcentaje de importancia en el momento en el que es necesaria la implantación de leyes que acoten y protejan estos espacios verdes. 


¿Qué fuentes maneja la autora? Otra de las cosas por las que este libro es fundamental para el estudio de los espacios forestales, es la capacidad de condensación de información repartida por numerosos tratados de diversa índole en un solo ejemplar. La búsqueda de información sobre el bosque medieval se encuentra muy dispersa, habiendo que buscarla en ejemplares de carácter jurídico, político o económico como fueros, partidas o actas de cortes.


De igual modo, su lectura ubica al lector en una realidad que cree muy lejana pero unas problemáticas un tanto más recientes. La deforestación y la piromanía han existido en todas las épocas y espacios históricos, lo que cambian son los objetivos y las medidas de protección. Por lo tanto, además de conocer la concepción y explotación de los bosques en la Edad Media, podemos deducir la evolución de la mentalidad humana respecto a ellos.


Este artículo debe ser, por tanto, consulta de referencia para todo aquel que desee acercarse a la realidad de los bosques medievales, conociendo así su explotación y legislación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario